Problemas para subir al remolque o van

El otro día en el concurso me encontré con mi amiga María y me contó que tiene problemas para subir su yegua al remolque. Esto me hizo recordar algunos problemas que me encontré en el pasado con Saletta.

La situación es la siguiente: todo preparado para ir de concurso, sólo falta que el caballo o yegua suba al van y… no sube. Puede llegar al punto de ser desesperante el hecho de no conseguir que el caballo suba al remolque. Llevas un tiempo preparando el concurso y la mañana de ese día todo el programa cambia porque tenemos problemas a la hora de viajar.

El problema que nos encontramos es que el caballo no quiere subir, se niega en redondo, se planta, da patadas, se tira hacia atrás, etc. Lo primero que pensamos todos es que debo practicar con el caballo para que éste suba al remolque y que a medida que se acostumbre entrará mejor. Esta cuestión a veces funciona y otras no.

¿Qué remedios podemos encontrar?

La práctica nos enseña que hay algunos remedios para tratar de sortear el problema. Veamos algunos:

  • En un pequeño picadero o cercado, dejar el remolque abierto con la comida dentro, soltar a nuestro caballo y que tenga que entrar para comer.

  • Poner un cubo con comida delante e ir invitando a que el caballo suba dándole pequeñas cantidades de comida, cada vez más dentro del remolque.

  • Conseguir un remolque grande, dejarlo diáfano (quitar cualquier tipo de separación) y probar con las ventanas abiertas, que tenga la mayor luz posible.

  • Ayudarse con cuerdas, pasándolas por la grupa del caballo y ayudarle a subir empujando.

  • Coger una mano, la otra, etc. para que vaya subiendo poco a poco.

  • Encajar el remolque en la puerta de una nave y que el caballo sólo pueda entrar dentro del remolque.

  • Poner vallas o cuerdas a los lados de la entrada del remolque y que hagan una especie de pasillo para que al caballo le resulte más fácil entrar.

  • Que el veterinario le proporcione una pequeña cantidad de calmante para que suba sin “plantear pelea”.

  • Probar con otro caballo dentro del remolque, teniendo en cuenta que éste debe mantenerse tranquilo.

  • Hay remolques en los que se puede salir por delante. En estos casos, dejar la puerta delantera abierta y subir al caballo que plantea problemas detrás de otro caballo.

Hay otras técnicas, pero suelen resultar más agresivas para el caballo y en ocasiones contraproducentes. Subir al caballo a trallazos, dejarle sin comer y sin beber durante un tiempo, etc. Es mejor siempre tratar de subir al caballo por las buenas a que plantearle una pelea.  

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 19 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies