Organización de concursos de salto

Los tipos de concursos se pueden clasificar en social, territorial y nacional. Cada uno de estos concursos tiene una serie de requisitos y exigencias. Quizá el más sencillo de realizar sea el social, ya que las exigencias pueden ser mínimas.

Dentro de los nacionales la dificultad para organizarlos ser vería ampliada por el número de estrellas del concurso. Esta clasificación de estrellas implica una serie de requisitos que deben cumplirse (artículo 300 del Reglamento de Salto de Obstáculos).

Por lo que se refiere a las competiciones sociales puede resultar importante e interesante que se le dé la mayor seriedad posible. Estas pruebas, en ocasiones, son las primeras competiciones que realizan los jinetes (y algunos caballos), y por eso puede resultar positivo para los jinetes que tengan la mayor similitud posible con concursos de mayor categoría. Se debe tener en cuenta el tipo de prueba, la elaboración del trazado, la vestimenta de los jinetes, etc. Atención a la dificultad de las pruebas; debe ser acorde con el tipo de prueba a realizar.

En los concursos nacionales aparecen las figuras de las federaciones (ya sea la autonómica o la nacional, en función del tipo de concurso; volvemos a hacer referencia al artículo 300 del reglamento) y del Comité Organizador.

Últimamente en España se ha dado algún caso de impago en los premios a los jinetes en determinados concursos. Este acto le corresponde al Comité Organizador.

También aparecen más figuras, tales como,

  • Jurado
  • Jueces de pista
  • Delegado federativo
  • Diseñador de recorridos-jefe de pista
  • Delegados veterinarios y veterinarios del concurso
  • Comisarios

 

Estas figuras son remuneradas, según las cuantías que se recogen en el Anexo I del Reglamento General.

En función del tipo de concurso serán obligatorias una serie de pruebas oficiales, a las que se podrán añadir las pruebas complementarias.

En ocasiones se pueden producir algunos problemas, que principalmente puede afectar a los jinetes inscritos en el concurso. Por ejemplo:

  • Suspensión del concurso (inclemencias meteorológicas, falta de jinetes inscritos en el concurso, etc), según el artículo 308 del Reglamento de Salto de Obstáculos.
  • Mal diseño del recorrido. Poner el salto número 1 cerca de la puerta, por ejemplo
  • No respetar el orden de salida. Se introducen jinetes bis y esto hace que se altere el orden de salida con el correspondiente perjuicio para el resto de jinetes. Por regla general se respeta en casi todas las instalaciones que realizan concursos.
  • Pista de ensayo pequeña. Sí hay muchos jinetes matriculados hay pistas que se hacen pequeñas, con lo cual algunos jinetes tienen problemas para estirar o calentar a sus caballos antes de entrar a la pista de concurso.
  • Espacio pequeño para la recepción de camiones y remolques.
  • Falta de recursos frente a inclemencias meteorológicas.

 

Por regla general, organizar un concurso entraña dificultad, pero eso no significa que a la hora de organizar un concurso asumamos que algo no saldrá correctamente. Actualmente existen empresas que se dedican a la organización de todo tipo de concursos y también empresas que se dedican a la secretaría de los mismos.

Enlaces a los reglamentos:

Reglamento General

Reglamento de Saltos de Obstáculos

1 Comentario

  1. Javi
    Dic 12, 2014

    Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 9 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies