La media parada

La media parada es un gesto o recurso técnico que podemos emplear en diferentes situaciones. Este gesto ayuda a que el caballo se equilibré, levantando ligeramente la cara del mismo e invitando a que meta los pies debajo de su masa. Este recurso lo podemos utilizar para reequilibrar a nuestro caballo con el fin de ordenarlo, de llamar su atención frente a una transición, de ganar espacio frente a un obstáculo, etc.

¿Cómo hacer una media parada? Siempre lo primero que actuará es la pierna, así es que realizamos una ligera presión, mantenemos los hombros atrás y con la rienda exterior tiramos ligeramente hacia el estómago. Si el caballo entiende este gesto, puede que sólo sea suficiente echando los hombros ligeramente hacia atrás. Es importante que el jinete mantenga la presión de la pierna, porque si no lo hacemos así podemos provocar que nuestro caballo se quede detrás de la mano y no avancé.

Planteo un ejercicio para trabajar la media parada. En la línea media de la pista marcamos dos puntos (con 2 conos por ejemplo) y hacemos los siguientes ejercicios.

  • Entramos al trote. En el primer cono realizamos una media parada y en el segundo hacemos una transición al paso, el caballo debe caer al paso teniendo deseos de avanzar.

  • Entramos al trote. En el primer cono realizamos una media parada y en el segundo hacemos una parada en donde el caballo se debe mantener inmóvil y no debe arrastrarnos.

  • Entramos al trote. En el primer cono realizamos una media parada y hacemos un alargamiento de trote hasta el segundo cono, donde volvemos al ritmo de trote inicial realizando una segunda media parada.

  • Entramos al trote. En el primer cono realizamos una media parada y en el segundo hacemos una transición al galope, de forma equilibrada.

  • Entramos al galope. En el primer cono realizamos una media parada y en el segundo hacemos una transición al trote, donde el caballo debe mantener deseos de avanzar. Repetimos el ejercicio realizando una transición al paso y posteriormente una parada.

  • Entramos sobre galope en una primera ocasión y contamos los trancos. Volvemos a entrar y buscar dar un tranco más mediante la realización de una media parada. Podemos repetir esto haciendo 2 medias paradas buscando hacer 2 trancos más que inicialmente.

Ojo, si frente a un obstáculo empleamos mucho el uso de la media paradapodemos restar demasiado galope a nuestro caballo y provocar que éste se pare.  

 

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + veinte =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies