La concentración del jinete

Hace algún tiempo escribí sobre la concentración del caballo  . Hoy voy a comentar La concentración del jinete.

Tan importante puede ser que el caballo se concentre como que el jinete también lo haga. Si el jinete está despistado o pensando en otra cosa, puede que no llegue a trabajar de forma correcta.

Alguna vez hemos podido observar a algún jinete que se sube a trabajar a su caballo, se encuentra con otro jinete, charlan durante un largo rato y después da “tres vueltas” y se vuelve a la cuadra. No digo que este trabajo sea perjudicial para el caballo, porque posiblemente dentro de la planificación del trabajo de este caballo tengamos alguna sesión así de suave. A lo que me refiero, es que este jinete no ha llegado a concentrarse en el trabajo de su caballo.

Otro ejemplo de falta de concentración puede darse cuando observamos a un jinete siendo excesivamente brusco con su caballo al inicio de la sesión de trabajo. En este tipo de casos el jinete puede haberse subido a su caballo enfadado o puede que tenga algún problema que haga que no esté adecuadamente centrado en el trabajo de su caballo.

¿Qué podemos hacer para llegar a concentrarnos sobre un caballo?

Cada jinete es un mundo… pero podremos encontrar algunas rutinas si no nos encontramos sobre nuestro caballo.

Algunas de estas rutinas pueden ser:

  • Realizar la sesión de trabajo en el campo, salir de la rutina.
  • Trabajar sobre un mismo ejercicio. Algo fácil y sencillo, un círculo por ejemplo.
  • Escuchar música. Siempre y cuando no podamos ser peligrosos para el resto de jinetes que haya en la pista.
  • Trabajar con la ayuda de alguien pie a tierra.
  • Trabajar junto con otro jinete.

 

Debo añadir que hay que valorar la concentración del jinete en competición. Tanto en la pista de ensayo, como en la pista de competición.

En la pista de ensayo debemos controlar los tiempos antes de entrar a concursar y estar pendientes del trabajo de nuestro caballo. En ocasiones si en la pista de ensayo hay muchos caballos esto puede resultar difícil (más cuando la experiencia del jinete en competición no es muy amplia). En la pista de concurso debemos tratar de estar aislados de lo que se produzca fuera de ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 5 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies