El cambio de pie

En varias disciplinas resulta importante que los caballos realicen un buen cambio de pie; desde el salto de obstáculos hasta el horseball, pasando por la doma. Podemos cambiar de pie cambiando el sentido en el que trabajamos o cambiar de pie sin cambiar el sentido en el que trabajamos.

Podemos montar o trabajar caballos que realizan el cambio de pie sin problemas, caballos que no saben cambiar de pie (que están en proceso de aprendizaje) y caballos que tienen problemas a la hora de realizar el cambio de pie.

Encontramos el cambio de pie directo, sin pasar por el trote o el paso. Y el cambio de pie simple, pasando por el paso o el trote.

Con un caballo que sabe realizar el cambio de pie, simplemente deberemos cambiar las ayudas (ligeramente), haciendo una media parada previa para que el caballo cambie de pie de manera equilibrada.

Para trabajar, mejorar o enseñar el cambio de pie a un caballo, podemos realizar algunos de los siguientes ejercicios:

  • Cambiar de mano sobre una diagonal. Para ello, en mitad de la diagonal debemos caer al trote o al paso y tras esto partir de nuevo al galope a mano contraria (cambio de pie simple).

  • Trabajando en un ocho sobre galope, en la intersección del mismo caer al trote o al paso y tras esto partir de nuevo al galope a mano contraria (cambio de pie simple). Este ejercicio se puede realizar haciendo cambios de pie directos.

  • Hacer una serpentina de varios bucles, realizando cambios de pie (simples o directos) en cada cambio de bucle.

  • Trabajar sobre un ocho. En la intersección colocar una barra (o un pequeño salto) y realizar un cambio de pie sobre la misma.

  • En la línea media pasar sobre galope a una mano 3 o 4 veces. Posteriormente volvemos a pasar y pedir el cambio de pie directo. Este ejercicio se puede realizar también sobre la línea de cuarto de picadero.

  • En la línea media colocar varios conos, realizar semicírculos en ellos pidiendo un cambio de pie en cada cambio de semicírculo.

  • Hacer una media vuelta y pedir cambio de pie (simple o directo), cuando volvemos a la pista.

  • Galopar pegado a la valla o pared, separarse 3 metros de la misma (al principio puede ser yendo más espacio) y pedir un cambio de pie girando hacia la valla y cambiando el sentido de la marcha.

Cuando estamos enseñando a un caballo a cambiar de pie, puede resultar interesante pedir el cambio siempre en el mismo sitio.

Atención a la manera de realizar el cambio de pie. Será importante que el caballo lo realice equilibrado y no se precipite. También atentos a la manera en que se lo pide el jinete, debemos evitar movernos mucho y realizar movimientos bruscos.

Si el caballo cambia la mano pero no el pie, podemos incurvar al exterior con el objetivo de que nuestro caballo se equilibre y pase el pie para galopar correctamente.  

 

1 Comentario

  1. Luis Lorenzana
    Jul 10, 2015

    excelente explicación gracias

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + siete =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies