Ejercicios para trabajar ayudas exteriores

Para trazar vueltas correctas a los obstáculos es importante trabajar giros con las ayudas exteriores, tanto la pierna como la rienda exterior. Será necesario que el jinete automatice el uso de estas ayudas con el objetivo de afrontar el salto adecuadamente.

Realizar la vuelta al salto con las ayudas exteriores facilita que nuestro caballo realice el giro equilibrado, que haga un trazado correcto, que no corra, etc. Podremos ayudarnos con los hombros, manteniendo éstos en su posición y evitando que se vayan hacia adelante.

Como primer ejercicio a realizar, planteo un trabajo en círculo. Iniciamos el trabajo sobre trote, incurvamos a nuestro caballo ligeramente hacia el lado exterior. Cuando hayamos conseguido que el caballo se mantenga ordenado y equilibrado de esta manera, cerramos el círculo progresivamente. Nuestro caballo no debe dejarse caer hacia el interior, tampoco debe perder el ritmo ni incurvarse más de lo que ya estaba. Una vez que hayamos cerrado el círculo y el caballo haya mantenido ritmo y equilibrio, lo abrimos. Posteriormente podemos realizar el ejercicio sobre galope; si nos resultase muy complicado lo realizamos al paso.

Como segundo ejercicio, planteo un giro hacia la valla. Nos mantenemos pegados a la valla sobre trote. Nuestro caballo debe mantenerse recto y equilibrado. Nos separamos unos 4 metros de la valla (en un primer momento pueden ser más metros) y giramos hacia la misma empleando rienda y pierna exterior (atención a la colocación de los hombros). Es importante mantener el ritmo que llevamos inicialmente. Posteriormente podemos hacer este ejercicio sobre galope, realizando un cambio de pie.

Como tercer ejercicio, planteo colocar 4 conos o similar en ángulo recto formando un cuadrado (los conos colocados a una distancia de 10 metros como mínimo). Debemos realizar un giro de 90 grados y mantener a nuestro caballo equilibrado y trazando una línea recta entre cono y cono. Muy atentos al ritmo antes de hacer el giro. Es preferible realizar este ejercicio primero al paso y posteriormente al trote.

Estos tres ejercicios nos pueden ayudar de cara a automatizar el trabajo con las ayudas exteriores, y son adecuados para ponerlos en práctica en los entrenamientos para el salto.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 11 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies