Ejercicios de laboratorio sencillos (parte II): Problemas en las calles

Dando continuidad a los artículos de laboratorios sencillos y a los de problemas en las calles, voy a comentar un posible trabajo para intentar solventar un problema frecuente en una calle.

Este problema consiste en que la calle nos resulte corta, que nuestro caballo corra en la misma hacia el segundo elemento; o que nos resulta larga, porque nuestro caballo no avance lo suficiente hacia el ya mencionado segundo elemento.

En el primer supuesto, en el que el caballo corre hacia el segundo elemento de la calle realizaremos los siguientes ejercicios:

  • Colocaremos una triple barra como primer elemento (podemos empezar con un pequeño oxer en el cual la primera barra estará más baja que la segunda). De esta manera vamos a provocar tener que entrar con buen ritmo (equiparándolo a un ritmo de competición).

  • 4 trancos será la distancia a la que colocaremos el segundo elemento. Hasta una altura de 1 metro colocamos a 16 metros el segundo elemento. Hasta una altura de 1,15 metros colocamos el segundo elemento a 17 metros. Y desde 1,20 metros, la distancia será de 18 metros entre el primer elemento y el segundo.

  • Como segundo elemento colocamos un vertical. Si es posible este vertical sólo tendrá una barra en el suelo como referencia.

  • Colocamos 4 barras, cada una de estas barras marcará cada uno de los trancos que debemos realizar entre el primer y el segundo elemento. Las distancias que debe haber entre estas barras oscilará entre 3 y 3,5 metros; en función de la altura que estemos saltando. Las barras deben estar separadas todas por la misma distancia, los trancos deben ser iguales.

En el segundo supuesto, en el que el caballo no avanza lo suficiente hacia el segundo elemento de la calle, éstos serían los ejercicios a realizar:

  • Colocamos una calle a 4 trancos (las referencias de las distancias serán iguales que para el primer supuesto).

  • Antes de colocar cualquier tipo de salto, los 2 elementos serán barras en el suelo y tomaremos la calle en varias ocasiones, a modo de estiramiento. De esta manera empezaremos a provocar un buen ritmo sin preocuparnos de la altura de los obstáculos. Sí estarán colocadas las 4 barras que nos marcan los 4 trancos que debemos dar.

  • El primer elemento será un vertical, y el segundo un oxer cuadrado.

 Sí en alguno de los dos supuestos los caballos se alivian hacia la izquierda o la derecha, colocaremos barras en el suelo a modo de guía, obligando a que nuestro caballo tenga que ir recto en toda la calle y en sus dos elementos.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies