Comprar un caballo

A la hora de comprar un caballo pueden aparecer dos figuras la del comprador (cliente o alumno) y la del asesor (profesor o entrenador). Que éste último sea una persona de confianza puede resultar importante.

Una de las frases o premisas que suele ser habitual es la de bueno, bonito y barato,y pero esto último finalmente puede darse o no. Es interesante conocer qué es lo bueno para el alumno en cuestión, porque no todos los caballos son buenos para todo el mundo. Por tanto, un hecho importante es conocer y saber cuál es el caballo adecuado para el jinete que está interesado en adquirir uno. Para ello debemos conocer cuál va a ser el fin para el que queremos el caballo (no será lo mismo un caballo para competir que uno para pasear por el campo, por ejemplo).

Otra cuestión que debemos conocer es el nivel de equitación que tiene el comprador (sí es alumno del asesor, esto debe resultar sencillo). En función del nivel podremos buscar el perfil de caballo más adecuado.

En función del fin del futuro caballo así podremos dar mayor importancia a diferentes factores. Tomando el ejemplo anterior, para un caballo de competición puede tener menos relevancia la capa del caballo, o para alguien que quiera un caballo para pasear por el campo puede que no tenga interés en conocer si el caballo ha obtenido grandes resultados en competición.

Un factor que resulta fundamental es la salud del caballo, y en este punto aparece la figura del veterinario. Es importante que nuestro veterinario haga una revisión antes de efectuar la compradel caballo. Esta revisión puede ser más exhaustiva en función del fin del caballo, porque pueden aparecer lesiones que no impidan que el caballo sea funcional para el comprador, y en este punto el veterinario debe valorar para qué actividad va a destinarse el caballo.

Los factores que pueden influir en la decisión de comprar un caballo pueden ser:

  • Actividad que realiza. Es muy habitual buscar caballos que tengan experiencia en el fin para el cual así lo vamos a utilizar. Por ejemplo, si queremos competir en salto buscaremos un caballo con experiencia en esta disciplina.
  • Edad. Este factor puede ser muy importante. Por ejemplo, un caballo con poca experiencia y un jinete también inexperto pueden no resultar ser una buena combinación
  • Morfología. Puede resultar importante para diferentes actividades o disciplinas.
  • Raza. Hay razas que tradicionalmente se han enfocado a diferentes disciplinas, y también dentro de estas razas se ha ido mejorando el perfil de los caballos enfocados hacia esa disciplina.
  • SALUD. Quizá sea el factor más importante. Un caballo puede ser la elección ideal para un jinete, pero por un problema de salud no ser apto para la práctica de su disciplina o actividad.
  • Precio. Es necesario conocer el presupuesto por parte del comprador, ver caballos que se salen de presupuesto puede resultar una pérdida de tiempo.

 

Cuando nos disponemos a comprar un caballo nos podemos encontrar con distintos problemas: que las expectativas que nos han contado acerca del caballo no se ajustan con lo que estamos probando, problemas de salud, problemas de manejo, etc. Por eso puede resultar muy importante probar en una o dos ocasiones el caballo que nos han ofrecido y observarlo montado, pie a tierra y por supuesto tener la posibilidad de que lo valore nuestro veterinario de confianza.

En ocasiones, aunque no suele ser muy habitual, podemos tener la posibilidad de que nos cedan el caballo durante un breve periodo de tiempo como prueba antes de efectuar la compra. Sí esto sucede podremos conocer casi todos los comportamientos del caballo en cuestión, hecho que puede facilitar conocer todas las virtudes o defectos del caballo, pero no significa que podamos llegar a conocerlo al cien por cien.

Si efectuamos la búsqueda a través de un asesor (profesor o entrenador he comentado anteriormente, aunque puede ser un asesor puntual), es adecuado hacerle caso y seguir sus recomendaciones, sin olvidar que la última palabra la debe tener el comprador.

Sí lo que buscamos es un caballo con experiencia en competición es importante conocer sus resultados a lo largo de su vida deportiva, valorarlos e incluso verlo en competición o videos de las mismas. Atención a quien ha obtenido los resultados, porque no será lo mismo un jinete profesional que uno amateur.

Valorar también las posibles inversiones, buscar caballos con poca experiencia, e incluso sin ella, y tratar de que mediante el trabajo puedan resultar apropiados. Quizá esta opción puede ser más apropiada para jinetes más experimentados. Ojo con realizar experimentos extraños.

La compra de un caballo no siempre resulta sencilla. Tomarlo con relativa tranquilidad puede ser importante, porque decisiones poco reflexionadas pueden resultar negativas a medio plazo.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 17 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies